Deportes

Jugador sin brazo se vuelve sensación en Estados Unidos y sueña con jugar en la NBA

La historia de Hansel Enmanuel Donato impactó las redes sociales, gracias a la valentía y perseverancia del joven atleta.

En las últimas semanas, el nombre de Hansel Enmanuel Donato ha tomado mucha fuerza en redes sociales.

Y es que, la historia de este basquetbolista le ha dado la vuelta al mundo entero, al tratarse de un tipo con ambición de superarse, pues no tiene uno de sus brazos, pero sueña con convertirse en jugador de la NBA.

Enmanuel es hijo de Hansel Salvador Donato, un exatleta profesional, quien por muchos años le dedicó su vida al básquetbol.

Cuando su retoño tenía seis años sufrió un accidente fatal, mientras se encontraban en unas canchas de su natal Santo Domingo.

El pequeño Enmanuel estaba jugando con sus amigos y tomó la decisión de treparse a una pared. Sin embargo, el muro estaba débil y se cayó, lo que provocó que se quedara atrapado.

Durante un par de horas estuvieron intentando rescatarlo, hasta que por fin lo lograron, pero el infante estaba severamente golpeado, por lo que fue trasladado a un hospital cercano.

Al llegar al nosocomio, los médicos dieron un resultado inesperado, pues Hansel perdería uno de sus brazos, dada la gravedad de la lesión.

“El bloque de ladrillos cayó sobre el pecho, pero especialmente le aplastó el brazo izquierdo y los tendones. Ninguno quedó vivo y no hubo forma de salvarle el brazo. Todo se me vino abajo. Yo estaba a su cargo en ese momento y cuando tuvieron que amputarle el brazo sentí que era mi culpa, que todo había terminado. Por suerte, Dios nos mostró otro camino”.

—  Hansel Salvador Donato, padre de Enmanuel

Esto no fue un impedimento para Emmanuel, quien en su adolescencia destacó en equipos inferiores de República Dominicana.

En enero de 2021, Donato dio un salto importante en su carrera, ya que la Universidad de Tennesse State le ofreció una beca escolar. La intención es que estudie y a la par juegue en la máxima división de la NCAA.

La historia del joven jugador ha inspirado a muchas personas, pues sin importar que no tenga un brazo ha destacado en la duela.

Su posición en el campo no está definida, ya que su talento ha servido para ocupar varias plazas, como la de alero, escolta y base.

Con 18 años, Enmanuel ya mide 1.96 cm y tiene talento de sobra para cumplir su sueño de jugar en la NBA, lo que representaría uno de los logros más importantes en la historia de la competencia.

“La discapacidad no es nada, le pasa a cualquiera. Hay que seguir adelante y no rendirse nunca. Nunca mirar atrás. Es difícil recuperarse y es frustrante. Pero Dios y el sueño de ser como mi papá me inspiraron”.

“No me pongo límites y cualquier cosa que digas que no puedo hacer, lo realizaré tres veces mejor. Estoy enfocado en estar en el draft y luego en la NBA. Siento que nací para triunfar, sin importar lo que me haya pasado. Dios tiene un propósito y yo estoy en su misión. Todo lo que hago es por él y por mi familia. Ellos son todo”.

—  Hansel Enmanuel Donato, jugador estadounidense
Tags

Lo Último


Te recomendamos