Deportes

Pumas, una fábrica de venta de jugadores

Erik Lira se marchará a Cruz Azul, por lo que los universitarios recibirán una cantidad cercana a los cinco millones de dólares.

Los Pumas de la UNAM se han convertido en un equipo que cambia su plantilla rotundamente año con año.

Y es que, la situación monetaria del club ha obligado a los directivos a vender a sus grandes figuras, sin importar que el equipo se quede sin referentes.

Uno de los últimos futbolistas en abandonar el equipo fue Carlos González, quien en 94 partidos disputados logró 34 tantos con la casa universitaria.

Charly se convirtió en un ídolo para la afición que lamentó su partida, pero con ello el equipo abonó poco más de 5.5 millones de dólares.

Otra de las salidas que le dolió bastante a los fanáticos fue la de Juan Pablo Vigón, quien se marchó de los Pumas al cabo de dos torneos, en los que se ganó el cariño de los seguidores, sobre todo porque anotó el gol que clasificó al equipo a la Final del Torneo Apertura 2020.

Aunque Vigón quería quedarse, la oferta que recibieron los del Pedegral no la pudieron rechazar, pues Tigres puso en la mesa casi tres millones de dólares.

Este ciclo, Pumas volverá a dejar partir a un elemento clave, pues el canterano Erik Lira se marchará a Cruz Azul.

De acuerdo a varios medios de comunicación, La Máquina pagará una cifra cercana a los cinco mdd al conjunto universitario, por lo que en menos de tres temporadas ya abonaron más de 14 millones de dólares.

Esto ha hecho enfadar a la afición felina, puesto que los directivos no han invertido en futbolistas de renombre.

De hecho, el remplazo de Lira sería el canterano Juan José Miguel, quien estuvo cedido en equipos de la Liga de Expansión, como Celaya y Tlaxcala.

Otras ventas que dolieron

Francisco Fonseca se convirtió en uno de los héroes del Bicampeonato de los Pumas. Sin embargo, con todo eso el atacante no pudo mantenerse en la institución y gracias a una gran oferta de Cruz Azul el “Kikin” partió de Ciudad Universitaria.

Un caso similar vivió Ismael Sosa, delantero que permaneció en la UNAM por dos años.

Sosa fue de los jugadores que ilusionó a la afición universitaria en la Copa Libertadores; además, perdió la dramática Final ante los Tigres, club al que recaló tras una gran cantidad de dinero que sanó las finanzas del conjunto auriazul.

El último héroe en la ofensiva de los Pumas fue Nicolás Castillo, jugador que se marchó de la institución para cumplir su sueño de jugar en Europa.

La transferencia de Nico abonó cerca de siete millones de dólares a los universitarios, por lo que terminó por ser un negocio redondo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos