Deportes

Camilo Vargas, el guardameta que superó el sobrepeso y fue factor para que Atlas saliera campeón

El guardameta fue el héroe en la tanda de penaltis, para que los rojinegros consiguieran su segundo título de la Liga MX.

El Atlas consiguió uno de sus grandes sueños, al ponerle fin a una sequía de 70 años sin un título de Liga MX.

Los rojinegros vencieron a León en la Final, para proclamarse campeones del Torneo Grita México A21.

A lo largo del campeonato, Los Zorros tuvieron diferentes héroes. Sin embargo, en el duelo definitivo, Camilo Vargas fue el más destacado, al detener dos penaltis que definieron al nuevo rey del balompié azteca.

En el encuentro de ida, el guardameta cometió un error que le costó la derrota a los tapatíos, pero en el duelo de vuelta se supo reponer, en gran parte por el cariño que la afición le demostró.

El cancerbero colombiano fue el héroe de la noche, ya que sus manos le pusieron fin a una de las rachas más negativas en la historia del fútbol mundial.

Cuando Camilo salió a calentar, los fanáticos corearon su nombre en el Estadio Jalisco, una emoción que llevó al meta a las lágrimas, motivo que lo inspiró a dar lo mejor en el encuentro ante los Panzas Verdes.

“Infinitas gracias por el apoyo que me dieron en esta semana tan difícil para mí, esto es de ellos, porque como me aguantaron, me alentaron, cada mensaje, cada gesto, esto quedará para toda mi vida y mi corazón. Esto es sólo el inicio, es algo maravilloso. Dios tenía preparado para nosotros grandes cosas. Hoy podemos darle una alegría a esta gente.

“Estaba tranquilo, sabía que iba a entrar, estaba decidido, con la confianza de mis compañeros y por suerte entró el primer gol. Se sufrió, pero se dio en los penaltis, de la forma más cardiaca, pero se dio. Se los dije en el vestidor, dejemos todo en manos de Dios, él va a hacer el resto y así fue. Así es, de eso se trata la fe, de eso se trata de creer”.

—  Camilo Vargas, portero del Atlas

Venció al sobrepeso

En su natal Colombia, Vargas es conocido como “El Gordo”, un apodo que no coincide con la actualidad del portero.

Cuando fue parte del Santa Fe, Camilo tuvo que bajar algunos kilos, ya que se encontraba en un peso que no era el idóneo para un futbolista profesional.

Sin embargo, el guardameta rojinegro trabajó duro y consiguió llegar al físico anhelado, al grado de que ahora es parte de la selección cafetalera.

De hecho, sus inicios se dieron como delantero, pero la portería le llamó más la atención, por lo que hoy es uno de los arqueros más destacados de la Liga MX.

“Él jugaba como delantero, por eso tiene una facilidad para jugar con los pies. Es tan necesario eso para el fútbol moderno y eso lo hace bien. Camilo hacía goles, tenía talento para anotar. No duró mucho tiempo, porque le ganó la posición de ser portero”.

—  Oswaldo Vargas, hermano del guardameta de Atlas
Tags

Lo Último


Te recomendamos