Deportes

Un pedazo de carne evitó que Memo Ochoa fuera jugador del Paris Saint-Germain

El guardameta mexicano no llegó al conjunto de la Ligue 1 por los problemas del clembuterol, que lo marginaron algunos meses de las canchas.

Guillermo Ochoa es uno de los guardametas más destacados en la historia del fútbol mexicano, al tratarse del primero portero en emigrar al Viejo Continente.

En 2011, el arquero azteca se embarcó en un nuevo desafío en su carrera, tras ser contratado por el Ajaccio de la Ligue 1 de Francia.

Memo llegó con la ilusión de trascender en Europa, luego de consagrarse como uno de los mejores elementos de las Águilas del América.

Ochoa se convirtió en el portero estelar del conjunto de Córcega, por lo que poco a poco fue llamando la atención de otros equipos.

Pero la llegada del guardameta azteca al Viejo Continente debió darse antes, ya que en 2011 tenía pactada su llegada al Paris Saint-Germain, pero un problema de dopaje arrancó esa posibilidad.

Y es que, junto a otros compañeros, Memo fue señalado por un control de sustancias prohibidas, al dar positivo a clembuterol.

Sin embargo, el azteca fue presa de un mal manejo de alimentos, puesto que la sustancia la ingirió en una carne de res.

Esto no fue bien visto por la directiva del PSG, que puso marcha atrás en la incorporación del portero mexicano, una situación que rompió con la ilusión jugar en Europa.

“Pudo ser diferente. Sucedió en 2011, durante la Copa Oro. Estábamos en la etapa de preparación con la Selección y no sabíamos nada sobre el clembuterol, que es una sustancia que se les inyecta a las vacas para que engorden. Fue injusto. Fue algo que estaba fuera de mi control y afectó mi carrera, mi futuro. Pude firmar con el PSG, ya teníamos todo arreglado”.

—  Guillermo Ochoa, guardameta mexicano

Aprendieron del pasado

Las Águilas recibirán en el Estadio Azteca a los Pumas de la UNAM, para celebrar el duelo de vuelta de los Cuartos de Final de la Liga MX.

El conjunto de Coapa fue eliminado el año anterior ante los Tuzos del Pachuca, por errores que le costaron la derrota.

Sin embargo, Ochoa aseguró que han aprendido de esa caída del año anterior, por lo que esta fase final la encararán con otra mentalidad, la cual explotarán al máximo para conseguir el objetivo primordial: levantar la copa.

“Teníamos que aprender de la Liguilla pasada en donde no nos fuimos con ventaja. Era algo que remarcamos en el vestidor, las experiencias para eso son, para tratar que no se repitan. Esta vez, el equipo estuvo bien en el accionar defensivo y en la segunda parte con el balón. Todavía falta la mitad del trabajo.

“En casa hemos estado fuertes, hemos hecho las cosas bien y hay que hacer pesar esa localía con nuestra gente y en nuestro estadio. Si mantenemos esa regularidad que tuvimos durante el torneo y la llevamos a cabo en los partidos de Liguilla, nos puede dar mucho resultado”.

—  Guillermo Ochoa, portero de la Selección Mexicana
Tags

Lo Último


Te recomendamos