Deportes

Paliza: Así quedó Deontay Wilder, con múltiples fracturas, tras pelear con Fury

El pugilista estadounidense tuvo que ser llevado al hospital más cercano, luego de que Tyson lo envió a la lona el episodio 11.

El pugilista británico, Tyson Fury, derrotó de manera contundente al estadounidense Deontay Wilder, en una de las peleas más emocionantes del año.

En el onceavo episodio, Fury conectó a Wilder, con un golpe que lo envió a la lona, y que decretó la victoria del monarca del CMB.

Así le fue a Deontay Wilder, tras la derrota con Tyson Fury

El combate cumplió con las expectativas de los aficionados, que esperaban con ansias ver a estos gladiadores en el encordado.

La contienda tuvo de todo, ya que los dos guerreros cayeron a la lona. Sin embargo, “Gyspy King” impuso condiciones y retuvo el cetro de la división de peso pesado, por lo que continua invicto en su carrera.

El final el combate no trató nada bien a Deontay, ya que el nocaut dejó varias secuelas en el pugilista.

Wilder fue trasladado a un hospital cercano después del combate, en donde los médicos examinaros sus signos vitales, luego de los mazazos que le propinó fury.

Tras varios exámenes realizados, los doctores no encontraron lesiones graves. Sin embargo, tuvo varias fracturas, entre ellas la del labio, mano, dedo y nudillo, así lo reveló su entrenador Malik Scott.

“Lo llevé a su habitación, después vio a un médico. Todo está bien. Se rompió el labio, así como la mano, el dedo y nudillo, algo así. Pero la vida sigue. Deontay, obviamente, ve a Fury como un hombre con el que tuvo serios problemas con respecto a ciertas acusaciones y varias cosas que había visto con sus propios ojos.

“Siempre he dicho que no es ‘bueno’, es muy, muy bueno y casi ‘genial’. Después de esta noche lo consideraré un gran peleador. Le tengo mucho respeto a él. Después de la última caída, el árbitro lo rechazó, no tuve ningún problema con eso. Deontay luchó con todo su corazón. Fue genial, Fury fue más grande. Wilder ha asegurado económicamente a su familia, para que no tenga que luchar para ganarse la vida. Pero retirarse no está en sus planes en absoluto y no es algo que hayamos discutido”.

—  Malik Scott, entrenador de Deontay Wilder

En los planes de Wilder no está aún el retiro, pese a que es un boxeador de 35 años. Su promotor y entrenador buscarán peleas de alto calibre, pensando en una posible contienda por un título mundial.

A lo largo de cinco años, de 2015 a 2020, Deontay mantuvo el título de la división peso pesado del Consejo Mundial de Boxeo. Su récord se mantiene en 42 victorias, de 45 contiendas a disputadas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos