Deportes

La mágica historia de George Crawford, el ingeniero de Aston Martín que rompió un Récord Guinness

El integrante de la Fórmula 1 corrió el Maratón de Londres, enfundado en el nomex de Lance Stroll.

El ingeniero de software de Aston Martin, George Crawford, rompió una Récord Guinness en el Maratón de Londres.

Y es que, el integrante del equipo de la Fórmula 1, recorrió los 42 kilómetros enfundando en el nomex de Lance Stroll; es decir, en el traje especial que utiliza el volante del Gran Circo.

La intención de George era recaudar fondos para instituciones dedicadas al cuidado de la salud mental, en conjunto con Mind y mediante la plataforma JustGiving.

George Crawford, el ingeniero que corrió el Maratón de Londres con el nomex de Lance Stroll

Crawford es aficionado al running, por ello tomó la decisión de encarar este reto, ya que creyó que podría poner su granito de arena de esta manera.

Correr el maratón en traje no fue nada sencillo, pues se agregó peso, así como temperatura. Además, se puso los guantes y botas, lo que complicó aún más el recorrido.

Para muchos competidores fue extraño verlo en la pista, con su traje y casco, lo que hacía creer que un piloto de la Fórmula 1 estaba corriendo.

Durante tres horas y 58 minutos, George recorrió los 42 kilómetros, una verdadera locura. Para fortuna del ingeniero, el clima no fue tan caluroso, lo que ayudó que terminara la competencia sin complicación alguna.

“La pandemia de coronavirus ha causado estragos en nuestras vidas. Innumerables personas están luchando con los efectos del aumento del estrés, la preocupación y el bienestar general, y se ven afectados tanto a nivel personal como familiar.

“En este momento difícil, los individuos que viven con problemas de salud mental enfrentan desafíos adicionales que ahora, más que nunca, las personas amables y cariñosas de Mind están prestando sus servicios para ayudar donde puedan. Es hora de retribuir”.

—  George Crawford, ingeniero del equipo Aston Martin de F1

El ingeniero de software recibió más de 173 donaciones, lo que sumó poco más de cuatro mil dólares, una buena cantidad que ayudará a su causa.

Al final de la carrera, George celebró con mucha efusividad concluir el recorrido, por lo que tomó champán directo de su bota utilizada, una celebración similar a la de Daniel Ricciardo, volante de McLaren.

Aston Martin presumió en redes sociales a su ingeniero, quien se ganó el cariño de los aficionados, por atreverse a correr el maratón de esta manera, todo por una noble causa.

Tags

Lo Último


Te recomendamos