Deportes

Big E y los campeones inesperados de WWE

El esteta estadounidense se consagró en RAW, al derrotar a Bobby Lashley por el título más importante de la empresa.

La lucha libre dejó uno de los capítulos más emotivos en su historia, luego de que Big E se consagró como el nuevo campeón de WWE, tras derrotar a Bobby Lashley.

Hace algunas semanas, el esteta originario de Tampa, Florida, se hizo con el portafolio de The Money in The Bank, el cual le daba la oportunidad de pelear por el máximo campeonato de la empresa.

Big E había sido mesurado, por lo que vio el momento idóneo en RAW para cobrar su apuesta, y así cumplir uno de sus grandes sueños como profesional.

Tras 12 años en la compañía de Vince McMahon, el integrante de The New Day consiguió una de las metas más anheladas, al instaurarse como el monarca de la empresa.

A lo largo de su trayectoria, Big E había probado las mieles de otros cinturones, entre los que destacan el de NXT, Intercontinental, así como los campeonatos en parejas, que cosechó junto a Xavier Woods y Kofi Kingston.

En 2020, el esteta afroamericano apostó por convertirse en competidor solitario, ya que su gran ambición era llegar a la cima de WWE.

Sus compañeros de tercia aceptaron la ruptura, con la consigna de que haría hasta lo imposible por conseguir el cincho de RAW.

Y así lo fue, Big E cumplió su meta, en una noche que jamás olvidará, ya que Kingston y Woods estuvieron para celebrar la hazaña, que hoy tiene a su compañero en lo más alto de la compañía.

“Son los momentos que de verdad atesoro. Me pone la piel de gallina sólo pensar en el momento en que salí, sonó la música y la reacción del público, aunque esta noche me vieran una docena de veces. Tener a tus colegas, fans, a Kofi y Xavier, a todo el mundo dándome su apoyo, significa muchísimo para mí. Creo que el sueño para cualquiera es poder hacer cosas geniales en tu mejor momento, pero poder lograrlo con tus amigos es lo mejor.

“Siempre recordaré cómo nosotros tres peleamos por estar en televisión, y fuimos capaces de hacer cosas muy locas, situaciones increíbles. He podido crecer mucho como persona y luchador por estos tipos. No podría haber escrito una carrera mejor para mí. Me alegra, por muchos motivos, haber tardado tanto, porque se siente merecido. Me alegra no haberlo ganado porque sí. Pude vivir el sueño y ser campeón WWE, y mis mejores amigos salieron y lo celebraron conmigo. Nunca lo olvidaré”.

—  Big E, luchador de WWE

Otros campeones inesperados

En la historia de WWE, varios luchadores inesperados han llegado a la cima de la empresa. Tal fue el caso de Kofi Kingston, quien en WrestleMania 35 sorprendió al derrotar a Daniel Bryan.

El universo de la lucha libre catapultó a Kingston a la cima, ya que su popularidad obligó a los directivos de la empresa a darle una oportunidad estelar.

Y el originario de Kumasi, Ghana, no decepcionó, por lo que por varios meses fue el rey de WWE.

Desde entonces, Kofi ha sido protagonista en varios programas de la compañía. Sin embargo, no ha podido repetir la hazaña.

Eddie Guerrero

El 15 de febrero de 2004, Eddie Guerrero se convirtió en campeón de WWE, al vencer a Brock Lesnar en el evento No Way Out.

Guerrero había batallado por varios años para llegar a la cima, pero su momento llegó cuando los aficionados menos lo esperaban.

El “Latino Heat” venció ante todo pronostico y terminó por consagrarse, al vencer a uno de los luchadores más dominantes de la última época.

Eddie se ganó el corazón de los aficionados, que lo vieron como un hombre capaz de mantener en la cima de WWE.

En WrestleMania XX, Guerrero defendió con uñas y dientes su cetro, por lo que lo retuvo ante Kurt Angle, para sellar su gran pasaje en la empresa estadounidense.

Tags

Lo Último


Te recomendamos